• ADMIN

Oración del día 18 de enero, 2019



Mi Dios y mi Señor, todo honor, gloria y alabanza sea dada a Ti, Rey de todo lo creado.

Así, de pronto, te digo, mi Dios, que hoy es uno de esos días donde parece que nada sale bien. Ya sabes, voy a necesitar pasar por tu taller, Dios mío, para que me sanes, me arregles y, como sé, que tu eres el Dios de los imposibles, cambia mi corazón, para que esté más cerca de Ti y de mis hermanos.

Sé que Tú harás lo que sea mejor para mí, pero por pedir que no quede. Hay momentos, que, cuando todo sale mal, te siento más lejano de mí. Por fe, sé que solo es una impresión mía, que Tú siempre vas conmigo y siempre estás en mí.

Ten misericordia de mí, Dios mío, ya dicen que el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones y yo parezco que las colecciono. Por eso, Dios mío, te ruego que en tu taller de los imposibles, cambies este corazón especializado en desastres. Mira, Padre, te lo especifico, no para que Tú lo sepas, que ya lo sabes, pero sigo el consejo de tu Hijo, que nos dijo que te pidiéramos sin vergüenza alguna.

Necesito una fuerte dosis de Espíritu Santo, por aquello de que me des sabiduría y no diga tantas tonterías. Necesito también que me vuelvas a dar el gusto por orar. A veces, Dios mío, se me hace muy cuesta arriba ponerme en oración y recuerdo los tiempos en que disfrutaba los momentos contigo. Ya puestos a pedir, si me quieres dar toneladas de amor, porque me encuentro a veces sentado en mi egoísmo, y después de tantos años contigo, me da rabia darme cuenta lo poco que he aprendido de Ti.

Te quiero dar las gracias por tu fidelidad, porque tus promesas siempre se cumplen conmigo. Y pedirte perdón por mi infidelidad.



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W