• ADMIN

Oración del día 28 de enero, 2019



Gracias, Padre, por darme las fuerzas para acabar el día. Realmente estaba agotado, a lo mejor es cosa de la edad que ya no me permite recuperarme como antes. Gracias, porque cada día puedo darme cuenta más de mis limitaciones y por lo tanto dejarme en tus manos y depender solamente en Ti.

Gracias por tu paciencia conmigo, ya ves, como algunos futbolistas, soy siempre la eterna promesa que nunca llega a cuajar.

Me lo has dado todo, todo es gracia tuya, Padre. Yo, apenas si pongo mi persona y mis excusas, que ya ni yo me las creo.

Tú eres mi tabla de salvación, el Padre que me acoge y acaricia, que siempre espera lo mejor de mi y al que siempre le fallo, porque no doy si no migajas.

Te pido perdón, Padre, porque he echado en saco roto tanto amor como me has dado. Mañana lo intentaré hacer mejor, aunque voy a necesitar tu ayuda. De mí apenas si sale nada.

Padre, eres tan bueno que me asombras. Nunca te enojas conmigo y siento ese amor constante y fiel, que nunca falla, hasta en mis horas más bajas.

Ahora estoy lleno de paz en tu presencia, es tu regalo. Esa es tu respuesta, yo ando presentándote mis carencias y mi pecado, y Tú, Padre me llenas de paz. ¡Eres tan bello! Es imposible no amarte. Y te amo, Dios mío.

Ya que estamos así, permite que interceda por mis hermanos. Ayúdales a superar el cansancio y el desánimo.

Te ruego por mis niños, adolescentes y jóvenes protege, Padre bueno, su inocencia y bendice su generosidad. Hay tanta gente buena a mi alrededor, que no me queda otra, que darte las gracias por todos esos regalos y pedir que los bendigas.



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W