• ADMIN

Oración del día 3 de febrero, 2019



Gracias, Padre, por despertarme y poner un nuevo día en mis manos, espero llenarlo de Ti, pero solo lo podré hacer si Tú me das la gracia y la fuerza para ello. Gracias, Padre, por las ideas que pones en mi mente y las palabras que acompañan esas ideas. Tu inmenso amor se convierte a menudo en pequeños detalles que me llenan de asombro. Te consagro este día y mi entera vida. Que todo lo que haga y diga sea para tu gloria.

Mi Señor, Jesucristo, gracias por acompañarme siempre y por alimentarme con tu precioso Cuerpo y Sangre. Purifica mis manos, limpia mis labios y mi corazón, que siempre te ofrezca un consagrado tabernáculo donde Tú residas. Tú eres Dios y Señor de mi vida. Haz con ella lo que te plazca, es toda tuya. Lo único que deseo es llenarme de Ti, amor de mi vida.

Santo Espíritu, dador de todos los bienes, enséñame a glorificar tu Nombre y a proclamar tu gloria en la pequeñez de mi vida. Transforma mi vida y renuévame según la voluntad del Padre. Infunde en mí tus siete dones y toma la pobre ofrenda de lo que soy. Perdona mi atrevimiento porque el intercambio no es nada justo. Nada puedo ofrecerte que no sea ya tuyo.

Madre, la Virgen callada que guardaba todas las cosas en su corazón, enséñame a reflexionar los misterios de tu Hijo, para que pueda llevar una vida parecida a Él. Virgen gloriosa y bendita, toma mi mano y llévame a tu Hijo y mi Señor. Si tú eres la guía, seguro que no erraré el camino.



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W