• ADMIN

El nuevo Directorio de Catequesis aborda cuestiones bioéticas y la ideología de género

(CNA/InfoCatólica) El directorio revisado dice que los nuevos desarrollos científicos deben ser respetuosos con la voluntad creadora de Dios y la dignidad humana. El libro de 300 páginas presenta la enseñanza católica sobre los problemas que enfrenta la sociedad contemporánea, incluyendo nuevos problemas bioéticos no abordados en las ediciones anteriores. «Las cuestiones bioéticas desafían a la catequesis y su función formativa», afirma el nuevo texto para la catequesis, señalando la necesidad de que los catequistas estén bien formados en cuestiones relacionadas con los problemas de la vida. «Existe la necesidad», continua el directorio, «de prestar atención a los desafíos que plantean los avances de la ciencia y la tecnología». El documento aborda el género y la bioética en los párrafos 373-378. Al final de la sección da cuatro «elementos fundamentales» para formar un juicio sobre cuestiones bioéticas. Dice: «Dios es la referencia inicial y última de la vida, desde su concepción hasta la muerte natural; la persona es siempre unidad de espíritu y cuerpo; la ciencia está al servicio de la persona; la vida debe ser aceptada en cualquier condición, porque está redimida por el misterio pascual de Jesucristo». El Prefecto la Congregación para la Promoción de la Nueva Evangelización, el arzobispo Rino Fisichella, dijo ayer a los periodistas el jueves que el directorio tenía que abordar «todas estas situaciones» relacionadas con la bioética debido a su conexión con la dimensión antropológica de la persona humana. También señaló el enfoque general que debe tener un documento de este tipo, sin dejar de ser específico. «Un directorio no responde a todas las preguntas que pueden desarrollarse», dijo. «Y por eso [la razón] el directorio presenta el problema en sus aspectos generales – no genéricos – generales, universales.» El directorio, dirigido a obispos, pastores y todos los católicos involucrados en la enseñanza de la fe, afirma que la investigación científica y sus aplicaciones «no son moralmente neutrales». Asimismo indica que la moralidad de una acción no puede basarse sólo en «la eficiencia técnica, en la utilidad o en las ideologías dominantes». «Una acción técnicamente eficaz podría estar en contradicción con la dignidad de la persona», añade. El directorio incluye en las cuestiones de bioética la personalidad del bebé antes de nacer, la procreación médicamente asistida, la definición de muerte, la eutanasia, los cuidados paliativos y la salud y los experimentos en seres humanos, como la ingeniería genética y la biotecnología. El documento explica que en la enseñanza de la Iglesia, la bioética «se mueve en el plano racional», pero también se inspira en la Revelación Divina, en la que se fundamenta la antropología cristiana. «La vida y la bondad de la creación se basan en la bendición original de Dios: 'Vio lo que había hecho, y he aquí que era algo muy bueno' (Gn 1:31)». El directorio habla de la experimentación genética y del riesgo de que ésta conduzca a prácticas eugenésicas, afirmando que «es importante distinguir cuidadosamente la diferencia entre la intervención terapéutica y la manipulación». La corrección de las anomalías genéticas es lícita «siempre y cuando promueva el bien de la persona sin afectar a su identidad e integridad», continúa. El directorio también aborda el uso de la ingeniería genética para la autodefinición y la automanipulación corporal en el área de la identidad sexual - lo que llama la «filosofía del llamado transhumanismo», que permite a los individuos determinar su identidad sexual aparte de la «herencia genética». Describiendo también la ideología de la «identidad de género», el documento señala la creencia que no acepta el propio género como un «hecho original que el hombre debe aceptar y llenar de significado», considerándolo «una construcción social que se decide independientemente, totalmente libre del sexo biológico». El nuevo texto se hace eco del documento de 2019 Hombre y Mujer los creó, publicado por la Congregación Vaticana para la Educación, que afirmaba los principios de la dignidad humana, la diferencia y la complementariedad. En ese documento, la Congregación explicó que la ideología de género busca «crear una revolución cultural e ideológica impulsada por el relativismo». El nuevo directorio de catequesis dice: «El hombre niega su naturaleza y decide que él mismo la crea. En cambio, según el relato bíblico de la creación, el hombre fue creado por Dios como varón y hembra». Continúa explicando que la Iglesia es consciente de la complejidad que a menudo implican las situaciones personales relacionadas con el género, y no juzga a las personas que luchan con este tema, sino que se esfuerza por acompañarlas. «Sin embargo, [la Iglesia] es consciente de que, en una perspectiva de fe, la sexualidad no es sólo un hecho físico, sino una realidad personal, un valor confiado a la responsabilidad de la persona», dice el libro. «De esta manera, la identidad sexual y la vida existencial tendrán que ser una respuesta a la llamada original de Dios» En sus declaraciones a los periodistas en el día de ayer, Mons. Fisichella dijo que en el Catecismo de la Iglesia Católica se puede encontrar información más detallada sobre la enseñanza de la Iglesia sobre cuestiones de bioética, y que las conferencias episcopales también están llamadas a abordar estas cuestiones teniendo en cuenta las circunstancias particulares de sus países.



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W