• ADMIN

Hora Tercia del día 10 de marzo, 2020

Invocación


V. Dios mío, ven en mi auxilio. R. Señor, date prisa en socorrerme.


Gloria al Padre, Y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.


Himno

Pastor, que con tus silbos amorosos me despertaste del profundo sueño, tú me hiciste cayado de este leño en que tiendes los brazos poderosos.

Vuelve los ojos a mi fe piadosos, pues te confieso por mi amor y dueño, y la palabra de seguir empeño tus dulces silbos y tus pies hermosos.

Oye, Pastor, que por amores mueres, no te espante el rigor de mis pecados, pues tan amigo de rendidos eres.

Espera, pues, y escucha mis cuidados. Pero ¿cómo te digo que me esperes, si estás, para esperar, los pies clavados? Amén.


Salmodia


Antífona 1: En tierra extranjera guardé tus decretos.


Salmo 118,49-56

VII (Zain)


Recuerda la palabra que diste a tu siervo, de la que hiciste mi esperanza; éste es mi consuelo en la aflicción: que tu promesa me da vida; los insolentes me insultan sin parar, pero yo no me aparto de tus mandatos. Recordando tus antiguos mandamientos, Señor, quedé consolado; sentí indignación ante los malvados, que abandonan tu voluntad; tus leyes eran mi canción en tierra extranjera. De noche pronuncio tu nombre, Señor, y, velando, tus preceptos; esto es lo que a mí me toca: guardar tus decretos.


Gloria al Padre, Y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.


Antífona 2: En tierra extranjera guardé tus decretos.


Salmo 52

Necedad de los pecadores

Todos pecaron y todos están privados de la gloria de Dios. (Rm 3,23)


Dice el necio para sí: «No hay Dios.» Se han corrompido cometiendo execraciones, no hay quien obre bien. Dios observa desde el cielo a los hijos de Adán, para ver si hay alguno sensato que busque a Dios. Todos se extravían igualmente obstinados, no hay uno que obre bien, ni uno solo. —Pero ¿no aprenderán los malhechores que devoran a mi pueblo como pan y no invocan al Señor? Pues temblarán de espanto, porque Dios esparce los huesos del agresor, y serán derrotados, porque Dios los rechaza. ¡Ojalá venga desde Sión la salvación de Israel! Cuando el Señor cambie la suerte de su pueblo, se alegrará Jacob y gozará Israel.


Gloria al Padre, Y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.


Antífona 3: En tierra extranjera guardé tus decretos.


Salmo 53,3-6.8-9

Petición de auxilio

El profeta pide verse libre de sus enemigos por el nombre del Señor. (Casiano)


Oh Dios, sálvame por tu nombre, sal por mí con tu poder. Oh Dios, escucha mi súplica, atiende a mis palabras; porque unos insolentes se alzan contra mí, y hombres violentos me persiguen a muerte, sin tener presente a Dios. Pero Dios es mi auxilio, el Señor sostiene mi vida. Te ofreceré un sacrificio voluntario, dando gracias a tu nombre, que es bueno; porque me libraste del peligro, y he visto la derrota de mis enemigos.


Gloria al Padre, Y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.


Lectura Breve Jl 2, 17

Entre el atrio y el altar lloren los sacerdotes, ministros del Señor, y digan: “Perdona, Señor, a tu pueblo; no entregues tu heredad al oprobio, no la dominen las naciones.”

V. Señor, crea en mí un corazón puro. R. Renuévame por dentro con espíritu firme.


Responsorio Breve

V. La salvación está ya cerca de los fieles del Señor. R. Y la gloria habitará en nuestra tierra.


Oración

Oremos: Señor, vela con amor continuo sobre tu Iglesia, y, pues sin tu ayuda no puede sostenerse lo que se cimienta en la debilidad humana, protege a tu Iglesia en el peligro y mantenla en el camino de la salvación. Por Jesucristo nuestro Señor.Amén.


Conclusión

V. Bendigamos al Señor. R. Demos gracias a Dios.



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W