• ADMIN

«Los católicos son firmes en su fe»: eso atrajo al joven hindú Chhetri a bautizarse en Nepal

Siddhanta Chhetri, de 25 años, es estudiante universitario en Nepal que este pasado 23 de febrero recibió su primera comunión en la catedral de la Asunción en Katmandú.

Convertido al catolicismo desde un origen hinduista, el joven declara a AsiaNews que ir a la iglesia le ayuda a superar sus problemas, y que buena parte de los jóvenes en Nepal viven un hinduismo hecho de prácticas vacías, que no llenan de verdad.

"Veo miles de jóvenes nepaleses, sobre todo de religión hinduista, que viven una espiritualidad árida y están confundidos", explica Chhetri.

"Les falta una verdadera guía. También yo tenía dudas sobre mi vida y mi carrera. Cuando empecé a frecuentar en modo regular la iglesia, a hablar con los sacerdotes y otros jóvenes católicos, fui encontrando mi camino".

La experiencia personal de Chhetri es que el hinduismo consiste en buena parte en prácticas de mera tradición, o incluso superstición, que llevan a un desierto espiritual a muchos jóvenes.

"Esto ha llevado a muchos muchachos a caer en la criminalidad o al abuso de drogas. Lo que yo aprendí de la Iglesia es que la espiritualidad es un gran instrumento para mejorar. Los católicos son personas satisfechas porque son sólidos en la fe en Jesucristo y viven según la Palabra de Dios", explica el joven.

Chhatri cumplió su camino de catecúmeno en la catedral de la Asunción. "En este momento-comenta a AsiaNews Bhim Rai, un catequista- estamos preparando más de 20 personas".

El p. Richard Rai, un sacerdote de la catedral, explica: "Nosotros servimos a cualquiera nos necesite. Las personas vienen a vernos para un consejo, y nosotros los escuchamos y asistimos según nuestro sentir. Y muchos, católicos y no católicos, visitan nuestra iglesia. Muchos aprenden a vivir en Cristo".


Una Iglesia que nace de cero

Nepal, encajado en el Himalaya, entre el coloso chino y el gigante indio, cuenta con 30 millones de habitantes, el 80% son de religión hindú y el 11 % budistas. Los cristianos son una ínfima minoría.

Se considera que en 1960 no vivían en el país ni diez cristianos. Aunque habían llegado misioneros católicos portugueses ya en el siglo XVII, siempre fui difícil crear misiones. De 1810 a 1950, mientras el cristianismo se extendía en la India y África, por ejemplo, no hubo en Nepal ni un clérigo cristiano, ni un misionero extranjero.

Hoy, cuentan con su propio obispo, nativo nepalés, el Vicario Apostólico Antony Francis Sharma, que lidera las comunidades católicas: 8 parroquias y 36 iglesias no parroquiales. Estas Navidades fueron las terceras celebradas públicamente: la Monarquía nepalí, que cayó en 2006, restringía muchísimo la libertad religiosa y los signos públicos cristianos.

“Aunque yo sea hindú, me gusta la fiesta de Navidad. Muchos de mis amigos son cristianos y ahora se ha convertido en una tradición para nosotros intercambiar buenos deseos y regalos. Y la noche de Navidad, enciendo velas y oro por la paz”, comentaba a la agencia AsiaNews, Niru Chanda, una joven india de 19 años.

En estos años desde que cayó la monarquía, los católicos han pasado de ser unos 4.000 a más de 10.000. Mantienen más de 20 escuelas y ofrecen instrucción a decenas de miles de refugiados llegados de Bhutan, de cultura budista.

Lo que crece con gran velocidad son las comunidades protestantes, sobre todo pentecostales, que son más ágiles (y a veces más superficiales) en su trabajo misionero. Hay quien habla de un total de 1 o 2 millones de cristianos ya en el país.



© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W