• ADMIN

Milagro Eucarístico de Breda, Holanda, 1300

El Milagro Eucarístico de Breda-Niervaart se verificó el 24 de junio de 1300. En ese entonces, Holanda estaba ocupada por las tropas del ejército español. Durante un saqueo, un soldado robó una Hostia consagrada que luego fue encontrada por un campesino, llamado Jan Bautoen. Estaba escondida, en perfecto estado, bajo un bloque de tierra. Uno de los documentos de mayor credibilidad que describe con mayor amplitud los hechos es la investigación mandada a hacer por el Obispo de Link. Quedan algunos recuerdos del Prodigio como son los documentos y pinturas.

El 24 de junio de 1300, el campesino Jan Bautoen estaba arando en las cercanías del pueblo de Niervaart cuando encontró bajo un bloque de tierra una Hostia completamente intacta. Luego de haberla restituído al párroco del pueblo de Niervaart, la Hostia fue depositada en una custodia. A pesar del paso de los años, las especies del pan se conservaron intactas. Rápidamente la noticia se iba difundiendo y muchos se acercaban para venerar la Hostia. En 1449, la Partícula fue trasladada a la iglesia colegial de Nuestra Señora de Breda donde fue conservada en una custodia artísticamente labrada. Lamentablemente, a causa de las luchas religiosas, se perdió todo rastro de la Hostia milagrosa. Hoy la gente mantiene aún viva la devoción a este Prodigio Eucarístico porque después de varias vicisitudes, en el siglo XX se ha retomado el culto gracias a una Confraternidad de Breda dedicada al Santísimo Sacramento. Aún hoy, cada año, durante la fiesta del Corpus Domini se realizan procesiones y oraciones públicas en honor al Prodigio.



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W