• ADMIN

Milagro Eucarístico de Legnica, Polonia, 2013

El 25 de diciembre de 2013, en la iglesia dedicada a San Jacinto en Legnica (Polonia), durante la Santa Misa, en el momento de la Comunión, una Hostia se cayó al suelo inadvertidamente. Se colocó de inmediato dentro de un recipiente con agua y se cerró en el tabernáculo como prescribe el Código de Derecho Canónico en estos casos. Algunos días después, apareció sobre la zona una mancha roja que el entonces obispo de Legnica, Stefan Cichy, decidió mandar a analizar de inmediato a una comisión científica. Los resultados fueron sorprendentes y confirmaron que se trataba de un tejido similar al «músculo cardíaco humano, con alteraciones que aparecen a menudo durante una agonía».


El 25 de diciembre de 2013, en la iglesia de San Jacinto en Legnica, durante la Celebración de la Eucaristía, en el momento de la Comunión, se cayó inadvertidamente una Hostia consagrada al suelo y, después de ser recogida, se colocó en un recipiente lleno de agua. El párroco de la iglesia de San Jacinto, Don Andrzej Ziombra, cuenta que el 4 de enero, junto a otros sacerdotes, se acercó a ver si la Hostia consagrada que se había caído al suelo se había disuelto en el agua tras haber pasado ya casi 2 semanas: «Vimos de inmediato que la Hostia no se había disuelto y que había aparecido una mancha roja en alrededor de 1/5 de su superficie. Decidimos informar al obispo de lo acontecido, quien instituyó una comisión teológica y científica específica para analizar el suceso. Mientras, advertimos que la mancha cambiaba de color con el transcurso de los días, y que el rojo intenso pasaba a ser rojo amarronado (...). La muestra de la Hostia fue tomada directamente por los científicos el 26 de enero de 2014. Para nosotros, sacerdotes, el milagro era evidente. No obstante, la comisión tenía que comprobar sobre todo si se trataba de algún tipo de hongo, moho o agente externo (...). El Instituto de medicina forense de Wroclae excluyó de inmediato tras el primer análisis la presencia de bacterias u hongos que adquieren una tonalidad rojiza. El segundo análisis histopatológico evidenció que algunos fragmentos parecían formar parte de tejido miocárdico. A continuación, decidimos solicitar una opinión ulterior y llevamos las mismas muestras al Instituto de medicina forense de Szczecin sin especificar la procedencia de las mismas. Allí se empleó un método de investigación distinto. El Departamento de histopatología de la Pomeranian Medical University de Szczecin, una vez concluidos los análisis, emitió un comunicado en el que anunciaba que «en la imagen histopatológica se ha descubierto que los fragmentos de tejido contienen partes fragmentadas de músculo estriado transversal». Y esto «se asemeja mucho al músculo cardiaco humano, con alteraciones que aparecen a menudo durante una agonía». No hemos analizado la sangre hallada en la Hostia, pero sabemos que se ha encontrado ADN humano». Los resultados de los análisis se han presentado al Vaticano, concretamente a la Congregación para la Doctrina de la Fe, que ha reconocido el carácter sobrenatural del suceso. Llama la atención el hecho de que los resultados de los exámenes sean similares a los del Milagro Eucaristico Lanciano del año 700 d.C. y de otros Milagros que se han producido recientemente, como el de Sokolka (Polonia) en 2008, el de Tixtla (México) en 2006 o el de Buenos Aires (Argentina) en 1996. El 17 de abril de 2016, Mons. Zbigniew Kiernikowskiego, nuevo obispo de Legnica, anunció durante la Misa que, siguiendo las indicaciones de la Santa Sede, había ordenado al vicario parroquial Don Andrzej Ziombra «preparar un lugar adecuado para exponer la preciosa reliquia, con el fin de que los fieles puedan expresar su adoración personal de forma apropiada».



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W