• ADMIN

Oración del 9 de julio, 2019

Gracias, mi buen Señor, por amanecer en la rectoría por primera vez. Como sabes ha costado, pero gracias por darme la paciencia, aunque dé la impresión de que me estén tomando el pelo.

Tú sabes lo que conviene y lo que es necesario y te encargas de que me llegue, aunque a veces ni me dé cuenta.

Ahora, Señor, te ruego que pueda servir a mis hermanos como Tú quieres. Lo único que deseo es ser útil para Ti, si quieres que sea escoba para Ti, pues bien, aprenderé a barrer. Si deseas que muestre tu corazón amoroso, pues Señor, ahí te pido que me enseñe y me ayudes, pero estoy dispuesto a serlo. Si quieres que anuncie tu Evangelio, pon Tú las palabras en mi boca, como te pido antes del Evangelio en cada Misa.

A veces, Señor, sí que siento tu inspiración y las palabras fluyen con facilidad, pero muchas otras, me dejas en la estacada más solo que la una, y sólo sale lo que yo pobremente he preparado, y tu rebaño lo reconoce, que ese día la comida será parca.

Bueno, Señor, bendice este nuevo empezar a vivir en nueva casa. Te pido que la bendigas para que sea en tu Nombre los inicios. Te ruego por esta comunidad y te pido, Señor, que tú la hagas crecer en tu amor, en el amor entre ellos y en el número también. Sabré que lo estamos haciendo bien, cuando Tú, Señor, nos llenes la Iglesia de bote en bote, cuando la comunidad vivan en el amor y no haya entre nosotros ni solitarios, ni abandonados, ni avergonzados porque Tú estarás reinando en nuestro corazón.



24 vistas1 comentario

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W