• ADMIN

Oración del día 13 de junio, 2019

Padre, te llamo Padre porque siento el nombre como más hogareño y porque así nos lo pidió tu Hijo. ¡Padre! Qué bello nombre cuando pienso en todo el amor que envuelve. Bendito seas, Padre, por tu fidelidad en tus promesas, por estar siempre al quite con nosotros, para darnos lo que más conviene en cada momento.

Gracias, Padre, porque, aunque no nos demos cuenta, Tú eres la roca firme a nuestro lado donde nos podemos apoyar ante los embates del enemigo. Gracias, porque te dignas habitar en lo más íntimo de cada uno de nosotros, simplemente porque nos amas con locura y quieres estar con quienes amas.

Padre, sé la ayuda y el consuelo de los más débiles y enfermizos. Derrama tu alegría en los corazones tristes, atrae hacia Ti a los alejados y confundidos. Mira que nuestra vida pasa en la oscuridad de este mundo de mentira y pecado. Si Tú no vienes con nosotros, ¿a quién podremos acudir para que nos ayude?

Bendice a mis hermanos, que están batallando contra esta sociedad a brazo partido. Dales la gracia de la santidad de vida que lleven el amor como bandera.

Cuida de nuestros hogares, Padre amoroso, y ayúdales a vivir en la paz y en la alegría, que es tu llamada original a las familias.

Gracias, Padre, por ser mi Padre. Estoy deseando fundirme contigo en un abrazo interminable.



13 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W