• ADMIN

Oración del día 14 de agosto, 2019

Me da miedo hacia dónde vamos con la Iglesia, Dios mío. Es mi madre, que me recibió con el bautismo, me consagró con el sacerdocio y un día me enterrará en su seno. Me da miedo, Señor, porque cada día reconozco menos en ella, aquella que acogió en mi niñez.

En la teología me enseñaron que en la Iglesia siempre había una progresión en la continuidad de la fe, de la doctrina fundamental y, sobre todo, una evangelización clara, diáfana basada en la salvación de Ntro. Señor Jesucristo.

Ahora damos la impresión de que somos una ONG más y no de las más respetadas. Desde el Vaticano se promueve más la ecología y a los elefantes, que la evangelización de los pueblos, y sobre todo, Señor, lo que hagamos que sea sin proselitismo. El “Id y bautizad a todos los pueblos”, parece que lo dijo un hombre de otro planeta.

Los obispos andan por sus anchas, bailando el agua al que toque, si quieren hacer carrera eclesiástica. Solo unos cuantos levantan su voz, para en los medios oficiales, silenciarlos y dar la callada como respuesta.

Y en esas estamos, Señor. Y te he dicho otras veces que no tengo ni idea de tus planes, que confío en Ti porque Tú eres la esperanza de tu pueblo. Pero, permíteme, Señor, que tenga miedo. ¿Cuántos se van a perder en medio de la confusión de este Iglesia? ¿Las has contado ya como “víctimas colaterales”? ¿O simplemente son los efectos secundarios de tu terapia?

Perdóname, Señor, que hable así, pero va pasando el tiempo y la cosa no mejora, está empeorando cada vez más.

Ya me sé lo de tu tiempo y nuestro tiempo, pero Tú eres eterno y nosotros simplemente mortales. Si te dieras un poco de prisita, te lo agradeceríamos muchos.



39 vistas1 comentario

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W