• ADMIN

Oración del día 17 de agosto, 2019

Señor, no sé lo que me pasa, y tampoco sé qué es lo que quieres Tú de mí. Tengo dentro de mí como una inquietud, como un desasosiego que no me deja en paz. La oración es cada vez más cuesta arriba, como si estuviera pedaleando la cumbre de una montaña.

Hay momentos que siento tu presencia, e intento guardarlos como oro en paño, pero pronto desaparecen y otra vez a pedalear cuesta arriba. Te amo, Dios mío, no desdibujes tu presencia en mí, me quedo solo y todavía no he aprendido a andar y no sé si seré capaz del esfuerzo que me queda adelante.

Recuerdo aquellos tiempos en los que Tú caminabas delante de mí como columna de fuego que iluminaba y me guiaba. Era más fácil seguirte y tenía la seguridad de saber por dónde andaba. Pero ahora temo dar cada paso, estoy rodeado de oscuridad y tu luz no aparece por ninguna parte.

¿He hecho algo mal, Señor? ¿Te he ofendido sin darme cuenta? Te ruego que me perdones, que te apiades de mí, pero por favor, regresa a mi corazón, sé la alegría de mi vida.



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W