• ADMIN

Oración del día 18 de junio, 2019

Cada madrugada siento en mi corazón que Tú me llamas a seguirte y lo intento hacer, Señor, agarrar mi cruz y ponerme en camino contigo. Cuando veo la pesada cruz que Tú llevas, me da hasta vergüenza mirar la mía, de la que tanto me quejo.

Lo grande, Señor, es que me pides que la ponga en tu hombro. ¿Cómo puedo hacer eso, Dios mío? Si la tuya es inmensamente más pesada, porque llevas cargando todos los pecados del mundo. Los míos también, Señor mío, y cuánto me arrepiento de haberte causado tamaño dolor.

Te lo ruego, Señor, dame una cruz más pesada, si así puedo aliviar la tuya. Úsame, Señor mío, como reparación de las ofensas que se te hacen en este mundo en manos del enemigo. Tú sabes, Señor, que no soy fuerte, así que dame lo que Tú creas que me conviene.

Te ruego, Señor mío, por tu Iglesia, sumida en divisiones y confusiones, que nunca se aparte de Ti y que Tú seas siempre el centro de su actividad y adoración.

Te suplico, mi Dios, por mis hermanos y hermanas, que hoy sea un día de bendiciones, que derrochen alegría en sus familias, la alegría que Tú sabes dar, y que, por encima de todo, te amen y se amen entre ellos. Llénalos de tu paz, para que, en medio de las dificultades, no tengan miedo ni se angustien, si no que confíen en Ti.

Madre, protege a nuestros niños en su inocencia. Y ahora que se acercan las vacaciones, juega con ellos y que aprendan a amarte.



18 vistas1 comentario

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W