• ADMIN

Oración del día 19 de julio, 2019

Señor, ¿qué puedo decirte que Tú ya no sepas? Y sin embargo, siento la necesidad de contártelo y volcar mi corazón en el tuyo. Tú, que me conoces del derecho y del revés, te harás cargo de todo.

Ayer fue un día de esos en los que uno dice ¿por qué me habré levantado? Parece como si todo se hubiera alienado en contra mía y tuvieran que salir mal. No es que te eche la culpa, que no te la echo, pero me podrías haber ayudado ¿no? Me sentí dejado de tu mano y listo para romperme las narices.

En fin, Señor, como siempre, acepto tu voluntad sobre mí, pase lo que pase y sea lo que sea. Yo ya no quiero tener voluntad propia, sino la tuya.

Perdóname la insistencia, pero quisiera orar por mi comunidad. Necesitamos tanto de Ti, que no sé por dónde empezar. Incrementa el amor entre nosotros, que tengamos una genuina preocupación por los hermanos que están viviendo cuesta arriba y seamos prontos para ayudarles a llevar la pesada cruz. Que a nadie le falte trabajo, Dios mío, y ayúdales a encontrar trabajos más dignos. Cuida de nuestros enfermos, Tú que sanabas por donde pasabas, date un vuelta por nuestros barrios y sana a los enfermos que encuentre. Protege a nuestras mujeres, tan pluriempleadas siempre, que no se sientan como robots a punto de acabarse las baterías. Dales tu fuerza y el cariñoso abrazo que se sientan las más amadas del universo.

Y también a nuestros niños, que se diviertan y jueguen, que crean amistades imborrables, que se sientan seguros y amados. Sobre todo, Señor, que su curiosidad no los lleve a lo dañino y que los padres no sean los primeros a enseñarles pecar.

Padre bueno, ten misericordia de todos tus hijos, perdona nuestro pecado y ayúdanos a llegar al cielo prometido.



17 vistas1 comentario

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W