• ADMIN

Oración del día 2 de julio, 2019

¡Qué gran paz me has dado, Señor, al leer el evangelio de hoy! Aunque la Iglesia esté zozobrando en medio de la tormenta y Tú parezcas dormido en la quilla, Tú estás siempre pendiente de todo y no permitirás que la Iglesia se hunda. Tendremos santos o medianía de pastores, incluso algunos perdidos. Tendremos sabios o equivocados pastores y jerarcas, pero, al final, Tú eres quien está al cargo de la Iglesia y sabrás llevarla a buen puerto.

Mi Dios, aunque cansados de bregar en medio de la tormenta, aunque nos fallen las fuerzas y el miedo amilane nuestro espíritu, déjanos seguir luchando contigo. Tú, con tu sola palabra, amainas la tormenta y los vientos cesan de batir la barca.

Haz que tu paz se instale en nuestro corazón, porque sabemos que estamos en las manos de un Dios poderoso y terrible, que nos ama sin cesar. Repréndenos, como a los apóstoles cuando veas nuestra fe y confianza flaquear. Sé, mi Señor, la luz que nos ilumina, el faro que nos guíe y el alimento en nuestro caminar. Que te rindamos pleitesía y obediencia, no solo con palabras, pero también con nuestra vida.

Gracias, Señor, porque siempre estás pendiente de cada uno de nosotros, porque eres Tú más grande que todos nuestros problemas juntos. Gracias porque nunca permitirás que nos ahoguemos en nuestras tormentas en un vaso de agua.



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W