• ADMIN

Oración del día 22 de junio, 2019

Señor, tan claras que son tus palabras y lo mucho que nos cuesta entender. Eso de ponerle una vela a Dios y otra al diablo es tan común que hasta tenemos un refrán para ello. Con los labios decimos que eres el primero, pero con nuestra vida mostramos que estamos centrados en nosotros mismos.

Aumenta nuestra fe, Dios mío, porque eso de abandonarnos en tus manos es misión casi imposible para nosotros. Dejarlo todo en tus manos afecta a nuestra red de seguridad. Y esa red es nuestro ídolo de cada día. Tú nos dices que alimentas a los pájaros y vistes a los lirios y nosotros lo entendemos como algo bello y poético, pero que sirve poco para nuestro vivir.

Señor, ¿no podrías ser más realista? Nosotros queremos ir a la moda y comer lo mejor que podamos. Si no tenemos un iPhone, nos sentimos desnudos y si no llevamos unos cientos de dólares en el bolsillo en pelota viva. Y, que yo sepa, no regentas la Apple Store para darnos uno a cada uno. Por eso nos creamos nuestra red de seguridad para satisfacer nuestros deseos. Perdóname, Dios mío, por mi atrevimiento, ya he aprendido desde hace mucho tiempo que discutir contigo es una pérdida de tiempo porque siempre tienes razón y tuya es la verdad.

Perdónanos, Señor, y ayúdanos a ver que con ese tipo de vida no te estamos sirviendo, nos servimos a nosotros mismos.

Enséñanos, Dios mío, a salir de nuestros estómagos para centrar nuestras vidas en tu corazón. Que te alabemos, Señor, en verdad y que, al darnos cuenta de nuestros errores, recibamos de Ti la gracia para convertirnos según tu voluntad y que aprendamos a depender sólo de Ti, Dios mío.

Bendice, Señor, a mis hermanos que tengan un día dichoso mañana; ayuda a nuestros enfermos y dales tu consuelo; cuida a nuestros niños y a todos nosotros no nos dejes caer en tentación.



17 vistas1 comentario

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W