• ADMIN

Oración del día 27 de abril, 2019

Buenos días, Dios mío, gracias por este despertar en tu presencia. Tú siempre andas ocupado en nosotros, dando aquello que nos conviene en cada momento.

Gracias por hacerme tu hijo y porque me permites acceder a Ti, como a mi Padre. Es algo que Cristo pagó con su sangre, ofreciendo su vida por cada uno de nosotros.

En mi pobre humanidad no puedo agradecer tanto amor, así que perdóname, Dios mío, por andar siempre corto en las cuentas del amor. Son tantas las “importantes” cosas que me distraen, que me da hasta vergüenza traerlas a la oración. Pero así es la inconsistencia de mi vida. La teoría me la sé muy bien, pero la práctica siempre va a remolque de mi falta de voluntad.

Señor Jesús, que al resucitar nos llamaste a una nueva vida, haz que muera el hombre viejo que hay en mí y sólo viva para alabarte y anunciar la buena nueva.

Me preocupa, Señor, que en la vieja Europa se esté atacando las iglesias y, por otro lado, se estén cerrando iglesias centenarias dada la escasez de fieles y las deudas. Tú eres quien lleva el timón en tus manos, seguro que harás lo más conveniente en cada momento.

Por mi parte, me dejo absolutamente en tus manos, así como la Iglesia, dame, Señor, fidelidad a tus enseñanzas y la sabiduría para presentarlas de tal forma que mis hermanos las puedan entender con facilidad.

Bendícenos, Señor, y danos la perseverancia hasta el final de nuestras vidas.



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W