• ADMIN

Oración del día 29 de junio, 2019

Dios, que es rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó, aun cuando estábamos muertos por nuestros pecados, nos vivificó con Cristo y nos resucitó con él, y nos hizo sentar en los cielos con Cristo Jesús. Así Dios, en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús, quiso mostrar en los siglos venideros la sublime riqueza de su gracia. (Ef 2, 4-5a. 6-7)

¡Qué gran verdad es esa, Señor! Tú nos has rescatado de la muerte porque arrastrábamos desde la infancia el pecado. Por ignorancia y exceso de hormonas nos lanzamos por la pendiente del mal, ¿qué habría sido de nosotros si Tú no te hubieras dado a conocer? No quiero ni imaginarlo, mi Señor, las puertas del infierno estarían abiertas para nosotros.

Pero, como dice San Pablo, conocimos tu amor y participamos de tu gloria, de tu resurrección, de nuestra presencia ya contigo en el cielo.

Danos fidelidad en tu seguimiento, Señor, que siempre sigamos tus pasos. ¿A dónde iremos, si solo Tú tienes palabras de vida eterna?

Gracias Señor, gracias por tu rescate, por tu salvación por tu infinito amor. Perdona nuestros tropiezos y caídas. Aumenta nuestra fe y que aprendamos a depender de Ti en toda nuestra vida.

Gracias nuevamente, Señor mío, porque en tu misericordia siempre pones a hermanos a nuestro lado que nos invitan a seguir tus pasos y nos motivan a no desfallecer ante las dificultades que el mundo nos pone.



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W