• ADMIN

Oración del día 3 de mayo, 2019

Señor, Luz del amanecer en nuestras vidas, bendito seas por siempre y que todo honor, gloria y poder sean dados a tu bello Nombre.

Tú sabes que no necesito publicar mi oración, porque sólo Tú eres el motivo y la razón por la que oro. Al fin, Tú eres quien lee mi corazón como si de un libro abierto se tratara. No hay rincón donde pueda esconder mi vida ni recoveco donde ocultar mis sentimientos. Si hoy la escribo es por la insistencia de María Torres, a los demás parece que les importa poco.

En fin, Señor, que se haga siempre tu voluntad. Sólo soy un siervo tuyo y no, precisamente, la mejor herramienta en tu cajón. Así, me tienes dispuesto para cuando me necesites.

Madre, en este mes tuyo, quisiera darte gracias de manera especial. Tú sí que fuiste la “esclava del Señor”: enséñame a obedecer en todo la voluntad de Dios sobre mí.

Tú que pasaste tu vida escuchando y guardando en tu corazón todo lo que no entendías, ayúdame a aceptar las cosas que no entiendo o las que creo que son injustas en mi vida. Quisiera ser como Tú, Madre, sencilla y humilde de corazón, pero plenamente consciente de tu dignidad como Madre de Dios. Así, como Tú, enséñame a ofrecer al Señor a mis hermanos.

Que ellos, como yo, sólo tengamos ojos para Él y no atendamos los ruidos que nos vienen de este mundo. Guárdanos, Madre, protege nuestra ingenuidad y que no pretendamos en ser los más listos de la clase.

Te amo, Dios mío, bendice a todos mis hermanos y llévalos al Reino celestial. Amén.



27 vistas1 comentario

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W