• ADMIN

Oración del día 6 de marzo, 2019

Mi Señor, hoy empezamos la Cuaresma. A imitación tuya de los cuarenta días en el desierto, iniciamos otros cuarenta días de nuestro propio desierto. Por favor, mi Dios, te ruego que no me olvide de que es un camino de conversión. Hay tantas cosas que cambiar en mí, para estar más cerca de Ti, que no sé por dónde empezar.

Señor, que mi corazón viva un real arrepentimiento, que no sólo sea un sentimiento, si no que me lleve a tomar decisiones que corrijan mi rumbo. Dame la gracia para poder hacerlo y la sabiduría para discernir lo que Tú quieres que cambie. Me pongo en tus manos, Señor. Si Tú quieres romper el barro del que estoy hecho y empezar de nuevo, hazlo, Señor.

Mi Dios, te ruego por todos mis hermanos, que no sea una Cuaresma más en sus vidas y los motives a una verdadera conversión.

Te pido también por toda la Iglesia, desde el Vaticano hasta la última parroquia, desde los colegios hasta los conventos, que esta Cuaresma sea la ocasión para limpiar de una vez toda la porquería que esconde. Si esa limpieza significa perder tantos bellos edificios y hasta el Vaticano, sea. Si esa limpieza significa que tengamos que alquilar casas para reunir a los hermanos y celebrar la Eucaristía, sea. Si esa limpieza significa que volvamos a ser apátridas como la primera comunidad cristiana, sea. Que se haga tu voluntad en todos nosotros, Señor. Tú sabrás lo que más conviene a tu Iglesia y cuándo y cómo llevarla a cabo. Señor, sólo expreso el dolor que siento por tu Iglesia, sumida en la confusión y tratando de solucionar sus graves problemas con palabrería y más palabrería.

Bendito seas por siempre, Señor. Que al final de mis días pueda encontrarme alabándote con el coro de los ángeles y los Santos. Amén.




0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W