• ADMIN

¿Por qué Dios me eligió?

Me encontraba en Misa, el domingo pasado, y se conmemoraba la presentación de Jesús en el templo. Debo admitir que me encontraba un poco distraída por los quehaceres y pendientes de la vida cotidiana, pero hubo un momento (bendito momento) en que el Sacerdote llamo profundamente nuestra atención.

Claro, dada la importante celebración, la homilía comenzó con una explicación sobre lo que se conmemoraba y su significado en nuestros días. Pero, a los pocos minutos, el discurso cambió de rumbo.

“Pregúntate, ¿por qué Dios te eligió?”, mencionó con una voz profunda. “¿Por qué a ti?”, continúo.


Jamás me lo había preguntado.

Desde el inicio de los tiempos, Dios nos había pensado, a cada uno, con nuestra individualidad y sociabilidad. Increíblemente, para nuestra creación nos dio su aliento de vida y nos llamó sus hijos. ¿Habías pensado en esto? Ni los Ángeles, aun siendo unas valiosas creaturas, llegarían a tener esa bendición.

Dios nos vio crecer, cual pequeños, y nos llevó por el camino del bien. Pero, siempre respetó nuestro libre albedrío. Y, ante nuestras caídas, volvió a confiar en nosotros, cuantas veces fue necesario.


Él volvió, vuelve y volverá a confiar en ti y en mí.

Él pensó en tus tatarabuelos, en tus bisabuelos, en tus abuelos y en tus padres… y los vio crecer, al igual que a toda otra creatura del universo. Y Él, hermano y hermana, te vio a ti. Desde el vientre de tu madre contó cada cabello en tu cabeza. Dios pensó en tus ojos, pensó en tu carácter, pensó tu estatura, pensó en ti y te creó, a Su Imagen y Semejanza.


Y, te eligió para ser apóstol de su pueblo y misionero de Su Palabra.

La pregunta es, ¿por qué? ¿qué vio Dios que ha dejado caer tanta Gracia sobre nosotros? Una incógnita cuya respuesta, quizá por ahora, no podremos más que agradecer.

Hermano(a), siéntete especial, porque el Rey de Reyes, te conoce mejor que nadie, como “la palma de su mano”. Y, conociéndote, te eligió, con tus fortalezas y tus debilidades. ¿Buscabas un mensaje de ánimo? ¡Cuál mejor que este!

Hermano(a), se luz para el mundo y comparte cuanta Bendición Dios te ha provisto, porque de Él solo emana el más profundo significado del amor. Y, recuerda siempre que aquel quien mejor te conoce, es también quien más te ama.

Dios te bendiga.

Myriam Ponce



0 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W