• ADMIN

Renuncia el obispo norteamericano Malone asediado por los escándalos

Después de meses de escándalos en prensa, Su Santidad ha aceptado la renuncia del obispo de Buffalo, Nueva York, Richard J. Malone y ha nombrado administrador apostólico de la diócesis al obispo de Albany, Edward B. Scharfenberger, Bishop of Albany, NY.


Fue volver de la visita ad limina con el Papa y anunciarse al poco la renuncia de Malone, tras dos años de resistir las peticiones de dimisión debido a su desastrosa gestión, incluyendo la de casos de abusos sexuales clericales.

Y no, no eran los habituales ‘cuatro gatos’ conservadores los que pedían la cabeza del obispo: un 86% de los feligreses de Buffalo, según una reciente encuesta citada por Church Militant, quería despedirse de su pastor, además de funcionarios diocesanos de alto rango. Por ejemplo, Stephen Parisi, decano del seminario diocesano, que dimitió en agosto mediante una carta abierta a Malone en la que afirmaba: «Mis padres me inculcaron un sentido básico de fe y moral. Me he dado cuenta de que los valores y la moral de este seminario y la diócesis no corresponde a la mía», y menciona «el encubrimiento continuo … de abuso sexual, abuso de poder, abuso de autoridad, abuso de seminaristas».


Parisi llegó incluso a pedir a los católicos de la diócesis que ‘votaran con el bolsillo’ contra el obispo, negándole donaciones. «La única manera de que la Iglesia sobreviva es que los laicos buenos y honestos reclamen su Iglesia, y el primer paso es dejar de poner dinero en la canasta de la colecta». La renuncia de Parisi se produjo pocos días después de que el abogado de Buffalo, Kevin Stocker, que representa a casi dos docenas de víctimas de abuso sexual clerical, presentara una demanda RICO -ley contra el crimen organizado- contra la diócesis. Stocker acusó a la diócesis de dirigir una empresa de crimen organizado que incluía pagos a «firmas de abogados y contadores del área para que desempeñaran sus funciones en ocultar la mala conducta en la Diócesis de Buffalo».»Para llevar a cabo estas actividades, necesita profesionales que lo asesoren, lo organicen y lo lleven a cabo», dijo Stocker. «Pero parece que era una organización muy sofisticada, bien financiada y una estrategia bien pensada para transferir y ocultar fondos».


Siobhan O’Connor renunció a su trabajo como secretaria de Malone en agosto de 2018, dos meses después de que la diócesis recibió una citación federal que le ordenaba entregar todos los documentos relacionados con acusaciones creíbles de abuso sexual clerical. Antes de irse, O’Connor copió «cientos de documentos» de archivos diocesanos confidenciales y se hizo público con evidencia del patrón continuo de encubrimiento de Malone.»Tenga en cuenta que mi conciencia me obligó a tomar medidas con respecto al obispo Malone debido a mi profunda preocupación por las víctimas, la diócesis y nuestra comunidad», dijo más tarde en un comunicado. «Como católica fiel, no podía cumplir con lo que presencié en la Cancillería. Como denunciante, mi corazón está adolorado, pero mi alma está en paz».


Los llamamientos para que Malone renunciara estallaron en agosto de 2018, cuando Specht y su equipo publicaron una investigación que revela que el obispo devolvió al Padre Smith al ministerio a pesar de las acusaciones de contacto inapropiado con un niño; permitió que el p. Robert Yetter permaneciera en el ministerio a pesar de las múltiples acusaciones de conducta sexual inapropiada que involucran a jóvenes feligreses; y acusaciones de abuso sexual ocultas que implican a más de 60 sacerdotes del área de Buffalo.



6 vistas

© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W